Durante época de elecciones, los más “subversivos” siempre han decidido anular su voto, esto no es una novedad, pero algo que llama mi atención es que en esta reciente época electoral esta opción se ha puesto muy de moda entre los que llevan poca pintura en el dedo pulgar.

La propuesta de la anulación peca de ingenua, los que la defienden aseguran que si los partidos políticos se dan cuenta del ausentismo de votos van a cambiar y serán nuevas y mejores personas y las boletas cantarán y bailarán mientras las tachas. México… por favor… tu eres más listo que eso… ¿de verdad crees que eso va a hacer que la política cambie en el país?. Llamo a todas las personas que quieren anular su voto este 5 de Julio a darse cuenta de la inocencia de sus actos y a darse cuenta de que anular no hace ninguna diferencia en el sistema político. Es muy fácil anular un voto, es muy comodo pensar que estas haciendo algo por tu país con solo marcar una tarjeta con una tache grandota. Pero es inútil.

Las verdaderas fuerzas de cambio están en las manifestaciones culturales y políticas. Escribe un libro que cambie la forma de pensar de las masas. Haz música que una al pueblo en la lucha contra el sistema. Unete a un partido político y haz tu mejor esfuerzo por hacer las cosas bien… Hay muchas maneras para que tus ideales sean escuchados de verdad, al anular tu voto, anulas tu voz, ¡ALZA la voz!, deja que todo el país te escuche a ti y a tus propuestas.

Si de verdad quieren ser una fuerza de la diferencia que mejore el país dedicate en verdad a serlo, no sigas las modas de los que se creen que hacen una revolución y se orinan encima. Cambiar un país requiere esfuerzo, sacrificio, dedicación y liderazgo, Anular tu voto solo requiere que seas un borrego más del montón.

Tu decides.

Anuncios