Ayer tuvimos el honor de escuchar a Dylan en vivo en Guadalajara, mis
vecinos de asiento fueron la abuelita del chocolate abuelita y el señor
Shifil
de The Nanny; delante de mi estaba una familia nuclear completa:
el papá y la mamá (obvios fans de Dylan, coreando canciones), la hija con
su novio (o su hermano incestuoso…), y el chamaco de 14 años…
yo pensé: “no puede haber nada mas bello que una familia escuchando
juntos esto”, pero ¡oh el horror!, el chamaco imberbe al parecer iba
obligado al evento, pues a la mitad de la segunda canción prefirió
dedicar su atención a su PSP con Fifa 08… blasfemia solo superada por
su “Ay, que bueno que ya se acabó”, cuando Dylan dejó definitivamente
el escenario…

¿Qué les enseñan a los niños hoy en día?

 

Anuncios